¿Qué hacemos aquí?

Cada quince días, sin pautas ni temática, colgaremos una texto o una ilustración. Pau escribe, Berto dibuja. A partir de la ilustración se escribe un texto, y la siguiente quincena, a partir de un texto se dibuja una ilustración. Y así hasta que el cuerpo aguante.

*haz click en la imagen para verla ampliada, o descargar para verla mejor*

miércoles, 27 de mayo de 2009

Licantropia Púrpura



Él viene de la fábrica. Pertenece al lumpen proletariat. Aunque des de que está en esta ciudad se ha tirado a la bohemia. Fuma opio y escribe y dibuja y visiones. El otro es un dandy, un burgués, high middle-class. Un pintor mantenido que la única vez que ha estado en una fábrica fue por un happening que hacía una chica que se la ponía bien. Le gusta sobretodo pintar la letargia que caracteriza a su clase. Ahora que ya estamos situados ¿De qué creeis que hablan? ¿Qué se dicen ahí tan panchos? Si os sirve de algo el otro está bebiendo vodka porque últimamente lee mucho a los rusos. Tolstoieskis y demás mamarrachos. Con cariño y ternura y humildad y besos en los pies para los grandes e híperpublicados maestros ¿Os vais encaminando? Él está esperando un carajillo de ron. Todavía no se han encendido ningún cigarro.


Posibles temas de conversación


  1. Hablan de arte. Él explica que tiene un problema con sus visiones. Le desbordan. Son tan grandes que la única posibilidad es sumerger sus manos y su cuerpo en las pinturas y pintar con toda la fuerza de su piel. Dice que se despierta con el Sol entre lienzos empapados y que a veces ha temido por si el rojo esparcido por el estudio era su propia sangre. En parte sí que lo era, dice el otro. Últimamente, dice el otro, me pasa que sólo puedo ser excesivamente sutil, sutil hasta la extenuación. No puedo más que indicar con pocas líneas una posible lectura de un pequeño fragmento de la vida de mis semejantes. De lo que se deduce que: apuntar o explotar es una cuestión de clase.

  2. Hablan de música. Él hace un repaso a la cultura popular y trae a presencia una historia de una bruja que aprovecha su casita en el bosque para recibir a sus amantes. En sus amantes se incluyen niños, niñas, ranas, sapos, mujeres, viejas, hombres, muertos, etc. La canción termina diciendo: ay quien tuviera una casita en el bosque, qué feliz sería. El otro habla de una sinfonía de piano que le recuerda a una aguja picando en la tapa de un pozo. De lo que se deduce que: pop es lumpen, minimal es burgués.

  3. No hablan de nada.








Pregunta: ¿y Tolstoievsky?

Respuesta: en la mesita del burgués.


2 comentarios:

PERRO LOCO dijo...

Ese dibujo ha ganado en estlo una barbaridad. de 10!!

Mndz/Art dijo...

me mori de la risa con la descripcion
creo ke estan usando telepatia